0

T’ANTA WAWA EN EL DIA DE TODOS LOS SANTOS

En todo el Perú especialmente en los pueblos andinos se realiza la festividad de Todos Los Santos y el Día de los Muertos entre el 1º y 2 Noviembre.
En Cusco se celebra de una manera distinta, es parte de la tradición e identidad de los cusqueños, quienes se dirigen a los cementerios y degustan buenos potajes y bebidas, es una forma de recordar celebrar a los que ya no están.

Tanta Wawa

Uno de estas delicias es los T’anta Wawa (Panes Bebes), que en la tradición andina tiene mucho significado a la hora de ofrecer ofrendas a los muertos.
Según el historiador Martin Romero la ofrendas a los difuntos con panes tiene su origen, en las culturas egipcia, mesopotámica, la española y llegan al Perú, entre los años de 1570 y 1650, etapa en la que la religión católica impone su doctrina sobre la religiosidad de la cultura andina e incaica.
Pero para los antropólogos cusqueños más allá de la influencia del viejo continente, esta tradición es más arraigada en el ande y especialmente en el Cusco, ya que para la cultura andina la muerte es la continuidad de la vida, y una forma de relacionarse con los muertos es mediante las ofrendas, y el T’anta Wawa es una de las ofrendas que hasta hoy se ofrece a los que ya no están con nosotros.
Según el antropólogo Rossano Calvo Calvo: “El T’anta Wawa (pan bebe), simboliza el origen, el ser que nace y la degustación que se hace de la misma, en este instante, representa el declive”
Por su parte, el antropólogo Danilo Pallardel Moscoso indica: “Se sincretizan las costumbres incaicas y españolas: por eso las Wawas mantienen la vestimenta andina, pero ya se les exige ser bautizadas. La muerte en el mundo andino es continuidad, no hay resurrección como en la Iglesia Católica”.

Y es de esta imposición que nace la costumbre del bautizo de Wawas, el antropólogo Calvo indica que “no en vano se realizaba por estas fechas los famosos bautizos de las T’anta Wawas, en medio de una parodia, donde los padres con autorización del personaje que hacía de cura, después de echarle el agua bendita a la nueva hija, se la devoraban”.
Hoy en día los T’anta Wawas son una especie de muñecos construidos con masa de pan, adornadas con “caritas o mascaritas”, que decoran con grajeas y dulces que le dan belleza auténtica y estos son motivo de una celebración social donde los padres y compadres regalan a los hijos, ahijados y amigos dichos productos, como una expresión de afecto y amistad.
Grandes festividades se desarrollan en Cusco con motivo de esta celebración, es así que las Plazas de San Francisco, Túpac Amaru, Santiago, San Sebastián y San Jerónimo están repletos de empresarios panaderos y pobladores de la zona.

tanta wawa 1

Los T’anta Wawas son ofrecidos en distintas formas y tamaños, puede encontrar panes con formas de muñecas, caballos, mellizos cusqueños con adornos distintivos de la zona, y otras formas. Estos tienen precios que oscilan entre 5 a 50 soles peruanos de acuerdo al tamaño y ornamentación.

En estas fechas no solo se ofrecen este producto, también en las ferias puede encontrar, empanadas, maicillos, suspiros cusqueños, panecillos y el exquisito lechón, del cual hablaremos en otra oportunidad.
En el Hotel Torre Dorada del Cusco, se ofrece esta delicia diariamente en el desayuno para el disfrute de los huéspedes y turistas que nos visitan. No esperes más y ven a disfrutar de estas festividades.

empanadas 1 maicillos 1

 

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *