2

ARTESANÍA DE TRADICIÓN: EL NIÑO MÁS POPULAR DE LA NAVIDAD CUSQUEÑA

La artesanía cusqueña siempre se ha distinguido por su rebuscado detalle a la hora de elaborarse. Es una de las manifestaciones más importantes de la ciudad Inca cuyo nacimiento deviene de la mezcla entre la cultura andina y la colonial.

Actualmente, los artesanos cuzqueños han alcanzado un grado reconocible de fama mundial. Sus artesanías son elogiadas y anheladas por visitantes extranjeros. El oficio así como la destreza de los artesanos es un privilegio que incluso hasta estos días es heredado de padre a hijo de generación en generación. Aquel es el principal motivo por el cual el estilo se conserva con el pasar del tiempo década tras década.

Ante estos genios de la escultura en madera, maguey o yeso se erige una de sus obras artísticas más populares en estas fiestas navideñas: La artesanía del “Niño Manuelito”. La figura de este niño representa al mismo Jesucristo en el día de su nacimiento. Es una imagen santa que reúne una peculiar característica cusqueña, una devoción colectiva que se puede presenciar en cada hogar en noche buena (24 de diciembre).

G

La historia del Niño Manuelito empieza allá por el siglo XVII cuando los nativos, extrañados por la rareza del nombre Emmanuel que no era sino otro nombre más acuñado para el Mesías, decidieron rebautizar dicho nombre tan solo como Manuel. Manuelito es el diminutivo de Manuel, usado para nombrar la versión niño de este personaje.

 Durante el periodo de navidad, la Plaza de Armas de la ciudad del Cuso se llena de una feria llamada Santurantikuy , venta santa o venta de santos, cuya historia data desde el siglo XVI. Es tan antigua que representa una fecha de magna importancia en el acervo de todos los cusqueños y, a su vez, constituye uno de los eventos más grandes del país por esas fechas.  En dicho encuentro, los Niños Manuelitos son sacados para la venta. Según el periodista Julio Muñiz Caparó: “Artesanos cusqueños y de ciudades vecina se preparan desde seis meses antes, y ensayan sus mejores técnicas para agasajar al niño Dios”.

Es posible encontrar figuras del niño santo en diferentes estilos, tamaños y alusiones, sin mencionar que a todos los precios. Los artesanos esculpen a los niños en poses variadas de cansancio (con la mano en la sien), pensativo, risueño, entre otras.  Por supuesto, como muchas otras artesanías andinas, la evidente adaptación de los rasgos físicos muestra a un niño mestizo, de pómulos en tono rojizo, con vestimenta típica y unos ojos de color negro que desbordan en dulzura.

Otras artesanías también deslumbran la feria; figuras de imponentes reyes magos, los padres de Jesús (José y María), animales de retablo y personajes cómicos de la vida cotidiana.

El Santurantikuy

Cusco se viste de genialidad artística en estas fechas y su gente de mucha calidez y alegría. El mensaje de navidad siempre será en el fondo el mismo: amor y espiritualidad comunitaria. Torre Dorada quiere darte lo mejor en estas fechas, hacer sentir a sus huéspedes como en casa, brindándote todas las facilidades para que vivas las fiestas en gran acogida. No dudes en visitarnos.

¡Felices fiestas! Te desea la familia de Torre Dorada.

 

Torre Dorada Admin

2 Comments

    • Thanks for your comment Caron! We hope you like the next articles. Merry Christmas to you too and a happy New Year.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *